Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

Vida Tóxica y sus Peligros.

Una Realidad Incomoda

    A pesar de que mucha gente se ha enterado de los peligros que encierran la ingente cantidad de toxinas de uso diario que comprometen a nuestra salud, y al mismo tiempo buscan respuestas sobre múltiples padecimientos que padecen en lugares en donde no las hay, ya que los peligros a los que se someten y que dañan a su salud, están en la misma casa, enseres, muebles, cosméticos, jabones, geles, alimentos, y un largo etc., y sin embargo aún sabiéndolo siguen consumiendo estos los mismos productos, pagando por envenenarse ellos y su familia.

 

    Exponiéndose a peligrosas enfermedades como cáncer, alzhéimer, párkinson, infartos, fallos renales y problemas hepáticos graves, obesidad, diabetes, hipertensión, pérdida de memoria, enfermedades mentales y neurológicas, así como alteraciones genéticas y autoinmunes, todo esto está más cerca de nosotros de lo que creemos, con el uso cotidiano de estos tóxicos, los cuales ni tomamos en cuenta tanto por desconocimiento, pereza o por negligencia lo que contiene cada uno y hasta donde puede dañar nuestra salud.

 

    El objetivo de esta página no es alarmar, sino hacer consciente de los peligros y algunos de los cuidados que debemos tener, con este tipo de problema que actualmente estamos teniendo.

 

    No podemos detener o impedir que estas empresas inconscientes nos sigan dañando, pero con saber que debemos y no comprar, por lo menos quienes deseen cuidarse, estarán a salvo de estos abusos dañinos.

    Ante la importancia de este problema de salud social, pandémico, que no respeta fronteras y del cual sólo se pueden librar en parte algunos lugares en donde la mano del hombre casi no existe, por lo demás, la vida de las personas que vivimos, sobre todo, en lugares muy poblados el riesgo de perder la salud es muy alto. Por lo que he dedicado una sección para este tema, por lo menos para hacer conciencia y cuidarnos, en la medida de lo posible, de este tipo de peligros.

 

    Hay grandes intereses comerciales comprometidos, y lo absurdo, aunque no se entienda, es que los mismos que se benefician de este tipo de mercado, también ellos y sus familias están expuestos, y si eso no les importa, entonces, ¿qué les importa?

 

    Es verdad, que mucha gente vive de este tipo de industrias, y beneficia a sus familias y a sus localidades dando trabajo, pero ya es tiempo de ir pasando a una cultura más saludable, hacia productos que contaminen menos, a la busqueda de estrategias más limpias, por el bien de nuestra humanidad, de nuestro planeta y de nuestras familias.

 

    Es absurdo esperar a que los empresarios cambien, metiendo la cabeza en una ahujero pensando que a nosotros no nos pasará nada, o esperar a que suceda una catástrofe humanitaria, para intentar resolver el problema de prisa, mal y buscando culpables, cuando las situaciones se pueden ir atajando a tiempo.

 

    Aunque no sé si haya tiempo, por lo menos acciones conscientes y no solo buenas obras, para educar y ayudar a que las familias y la juventud no se exponga absurdamente. a padecer en menos de cuarenta años enfermedades verdaderamente peligrosas como se está viendo en la actualidad.

    No hay nadie que no esté expuesto a grandes cantidades de toxinas con las que tenemos que convivir, sin tomar en cuenta la medicación y la polución del aire.

 

    Así como aguas contaminadas, mantos freáticos muy expuestos a contaminantes cada vez más agresivos.

 

    Las instituciones encargadas de la regulación de este tipo de contaminación, dicen que lo que se envía al aire y al agua, son en tan pequeñas dosis que no pueden poner en riesgo la salud.

 

    Esa respuesta la dan por cada uno de estos contaminantes. Pero si la pregunta se refiere a los estudios con mezclas y cocteles contaminantes, así como el daño por la acumulación que se deposita por años en nuestro cuerpo, así como la capacidad de nuestro organismo para desechar estas toxinas, la respuesta que dan es que no hay estudios suficientes.

 

    No sólo estamos luchando contra cosméticos, disruptores endocrinos, metales pesados, herbicidas, insecticidas, pesticidas, fertilizantes, conservantes, colorantes, flúor, antioxidantes sintéticos, estabilizantes, edulcorantes, en la comida, el agua y el aceite oxidados, grasas TRANS, azúcares y alimentos refinados. También está el peligroso electro smog, que tiene que ver con toda la electricidad artificial, corriente eléctrica, luz, wifi, microondas, ELF, etc. Sin contar con la radiación natural como el radón o las alteraciones del subsuelo como son las llamadas geopatías, así como los venenos y anti-nutrientes naturales que se dan en la vegetación y la naturaleza, o las enfermedades virales peligrosas y que no sabemos realmente como se están adaptando a un mundo contaminado y con una nueva influencia, de la cual es seguro que afecta al ADN de estos virus y que después se presentan en nuestro cuerpo más agresivos y mutando de forma tan rápida que nuestro sistema inmune no es capaz de adaptarse y protegernos a tiempo.

 

    Sin tomar en cuenta los más peligrosos que son la radiactividad que está presente en mayor o menor cantidad en diferentes partes del planeta, como Chernóbil, Fukushima y otros más como resultado de explosiones nucleares.

 

    Muchas enfermedades raras y de origen desconocido, sin causa aparente están teniendo como origen este tipo de contaminantes, su incremento en la población llega a ser alarmante.

 

    Empecemos hablando de los tóxicos que se usan cotidianamente en la cosmética y están autorizados a pesar de su peligrosidad.

 

    Ocultos en sus mezclas encontramos más de 100 contaminantes, en productos tanto para hombres, mujeres y niños.

Las leyes no se respetan

 

La normativa española indica que los productos definidos en la misma como "cosméticos" no pueden contener sustancias clasificadas como carcinógenos, mutágenos o tóxicos.

 

Sin embargo, si revisa el contenido de algunos productos. Se ven ingredientes prohibidos, no respetando la ley, y los cuales se venden impunemente con total descaro.

 

INCLUSO AQUELLAS QUE SEAN LEGALES actúan como auténticos venenos.

 

Finalmente, si bien se han documentado los efectos de cada una de estas sustancias por separado, existe relativamente poca investigación sobre su actuación sinérgica junto con otros tóxicos (que es como normalmente se nos presentan).

Toxicos cosméticos

Químicos Tipo Daño En Productos:
1,4 Dioxano. Dioxanos Cancerígeno, irritador cutáneo, alergias de piel, dermatitis, caída del pelo, irritaciones y enrojecimiento, 

irritador de

los ojos y membranas mucosas, depresor del sistema nervioso central, nefrotóxico, cefaleas, mareos, narcosis daño pulmonar y trastornos sanguíneos

En Cosméticos tensioactivos

2‐Bromo‐2‐Nitropropano‐1,3‐Diol (Bronopol)

 

Irritación en la piel, alergia, purito y dermatitis. Puede causar manchas azules en extremidades. irritación severa en ojos, conjuntivitis

química y daño corneal.

 

Acetanilid

Colorante Cancerígenos, hipersensibilidad en la piel y enrojecimiento. Cremas, geles, maquillajes, tintes...

Acetil hexametil

Fragancia

Altera el sistemas reproductor, sanguíneo y endocrino, alergias en la piel, dolor de cabeza, mareos, tos, manchas oscuras en la piel, pérdidas de concentración y cáncer.

Perfumes, lociones y fragancias, en todo tipo de cremas con aromas.

Acid (Acid red 73)

Colorante Cancerígenos, hipersensibilidad en la piel y enrojecimiento. Cremas, geles, maquillajes, tintes...
Alcohol isopropílico       
Alkifenol Formaldehido    
Antimonio de bismuto      
Armilacetato Formaldehido    
Bario      
Benceno Solvente    
Benzalconio Cloruro

Tensioactivos aniónicos 

 

   
Benzaldehyde      
Butilbenzilftalato (BBP) Ftalatos

Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalía genital en bebes masculino, 

Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.

Butil Hudroxyanisole (BHA)

 

     
Butilhidroxitolueno (BHT) Antioxidante sintético Cáncer, alergias, asma, disfunción endócrina, cambios celulares, irritación, pelo quebradizo, sequedad cutánea y picor.  
Ceteareth PEGs No son tóxicas, pero favorecen a eliminar la protección natural de la piel haciendola más receptiva a otros tóxicos. emulsionante de grasas y detergentes
Cera de carnauba      
Clorhidrato de Alumino Aluminio Alzheimer, alteración de genes, cáncer de mama,   
Cloruro Cetalkonium  Tensioactivos catiónicos     
Cloruro Cetrimonium       
Cloruro Chloromethylisothiazolinone       
Cloruro de Stearalkonium      
Cocoamidopropyl betaína      
Cocoyl Sarcosine (Sarcocinato) Derivados de silicona TEA    
Cyclomethicone      
DEA (Dietanolamina)      

Diazolidinyl urea

Formaldehido

 

   

 DEA (Dietanolamina)

Detergente espesante

Respirar DEA puede causar cefalea, irritación de las vías respiratorias, dolor de garganta estornudos, tos y respiración con silbido. En la piel

irritación, rojez, sarpullido, urticaria,

reacciones alérgicas, piel intolerante y envejecimiento prematuro. En los ojos

irritaciones graves, rojez, sequedad, quemazón y daño de córneas. La exposición crónica esterilidad, alteración en sangre, daño fetal y hasta cáncer de hígado.

En la etiqueta de más de 900

productos cosméticos y para el hogar.

Dibutilftalato (DBP) Ftalatos Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalía genital en bebes masculino,  Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.
Dietilhexiloftalato (DEHP) Ftalatos Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalia genital en bebes masculino,  Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.
Diisononilftalato (DINP) Ftalatos Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalía genital en bebes masculino,  Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.
Diisodeciloftalato (DIDP)  Ftalatos Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalía genital en bebes masculino,  Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.

Dimeticona Copolyol

     
Dimetil oxazolidino Formaldehido    
Dinoctilftalato (DNOP) Ftalatos Disruptor endócrino, cáncer, asma, anomalía genital en bebes masculino, 

Cremas, lacas del pelo, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes.

 

Disódico Laureth Sulfosuccinate.

 

     

Disodio Dioctyl Sulfosuccinate Stearalkonium cloruro.

 

     

Disodio Oleamide Sulfosuccinate

 

     

DM hidantoína Hidrolizado de proteína animal 

Formaldehido Irrita las vías respiratorias, la piel, taquicardia  

Ethyparaben

     

Etoxilados tensioactivos

     

FD&C Pigmentos de color

     

Flúor

 

  Alteraciones en la tiroides. Agua del grifo, pastas dentales, lo usan los dentsitas como protección anticarties

Glicol Propileno

 

Dermatitis de contacto, trastorno renal, daño en el hígado, inhibición del crecimiento de

las células epidérmicas e irritación, sarpullido, piel seca y daño en la dermis incluso

a muy bajas concentraciones. Irritación en ojos, trastornos intestinales, y el estómago, náuseas, dolor de cabeza, vómitos y alteraciones en la sangre, alteración en el sistema nervioso central.

Cósmética, pinturas, detergentes de ropa, ceras para el suelo, anticongelantes, líquido de frenos.

HC (HC Orange 3)

Colorante Cancerígenos, hipersencibilidad en la piel y enrojecimiento. Cremas, geles, maquillajes, tintes...
Imidazolidinil urea Hidrolizado de proteína animal  Formaldehido    

Isophthalates

     

Isopropyl Alcohol (SD‐40)

 

Sequedad cutánea, fragilidad y deshidratación al retirar el manto, ácido natural que protege la piel, volviéndola susceptible a infecciones por bacterias y hongos. Reacción alérgica, 

enrojecimiento, fragilidad cutánea, dermatitis en cara y cuero cabelludo

(caspa), piel seca y formación de manchas en el cutis. En ojos irritación con ardor,

enrojecimiento, quemaduras, infamación del lagrimal y posible daño corneal.

 

Isopropyl Mysritate

     
Isotiazolinona      

Lanolina

     
Laureth Sulfato de amonio (ALES)      

Laureth sulfato de sodio (SLES)

 

No son tóxicas, pero favorecen a eliminar la protección natural de la piel haciéndola más receptiva a otros tóxicos.

 

 
Laurilsulfato dimonium colágeno hidrolizado

Derivados de silicona

 

   

Laurilsulfato Sarcosine

Derivados de silicona TEA

 

   

Liquidum paraffinum

     

MEA (Monoetanolamina)

MEA

 

   
Talco  

Fibrosis en trompas de Falopio, infertilidad, parecido al amianto que provoca cáncer, peritonitis, adhesiones fibrosas, cáncer de ovarios si se utiliza cerca de genitales, acné, alergias, dermatitis, irritación, salpullido, envejecimiento prematuro.

 

Maquillaje, polvos para bebes, preservativos, 
Tiosalicilato de Etilmercurio.

Mercurio, metal pesado

 

Neurotóxico,  Maquillaje, desmaquillaje de ojos.

Methylparaben

PABA    
Metilisotiazolinona Agentes nitrosantes    
Methylchloroisothiazolinone

Agentes nitrosantes

 

   
Nitropheno Fenol

Afecta al sistema nervioso central, corazón, hígado, riñón, intestinos y piel.

Desinfectantes en medicina y conservante cosmética.

Octinoxate

     
Paraffinum Aceites Minerales Cancerígenos, acné, irritaciones, dermatitis, enrojecimiento, piel seca, tirantez, aparición de manchas color café, alteración del ciclo de renovación del estrato córneo, envejecimiento

prematuro.

 
Paraffinum liquidum Aceites Minerales Cancerígenos, acné, irritaciones, dermatitis, enrojecimiento, piel seca, tirantez, aparición de manchas color café, alteración del ciclo de renovación del estrato córneo, envejecimiento

prematuro.

 
PCBs Solvente    
Petroleum Aceites Minerales Cancerígenos, acné, irritaciones, dermatitis, enrojecimiento, piel seca, tirantez, aparición de manchas color café, alteración del ciclo de renovación del estrato córneo, envejecimiento

prematuro.

 

 

Phenolphthalein o chlorophenol

Fenol

Afecta al sistema nervioso central, corazón, hígado, riñón, intestinos y piel.

 

Desinfectantes en medicina y conservante cosmética.

Phenylenediamine sulfate

Fenil

Entra rápido por la piel, a la sangre y puede causar problemas hepáticos. Cáncer bucal y en la garganta quienes usan enjuagues bucales.

 

Enjuagues bucales, Listerine, Lacas para el pelo.

Pigment (Pigment Green 7)

Colorante

Cancerígenos, hipersencibilidad en la piel y enrojecimiento.

 

Cremas, geles, maquillajes, tintes...
Plomo      

Poliethyleno Gicol (PEG)

PEGs

No son tóxicas, pero favorecen a eliminar la protección natural de la piel haciéndola más receptiva a otros tóxicos.

 

emulsionante de grasas y detergentes

Poliximetileno urea 

Formaldehido    
Polymethyl metalcrilato Metalcrilato    

Potasio Coco hidrolizado de colágeno Propileno

     
Potasio Coco hidrolizadas de colágen Butillenglicol      

Propylene Glycol

     

Propylparaben

     

PVP/VA Copolímero

     
Quaternium‐7, 15, 31, 60, etc.  Formaldehido   Champús Johnson' Baby

Sodio Lauryl Sarcosinate 

     
Sodio Lauryl Sulfato (SLS) PEGs

 No hay datos de relación con cáncer, pero puede irritar los ojos, mucosas y la piel. Es tóxico para la vida acuática.

 

 Pasta dental, 

champús, jabón para las manos, detergente para la ropa, etc.

Sodium Laureth Sulfate (SLES) PEGs

Puede irritar ojos y piel. Tiene una asociación grave se encuentra contaminado por un potente cancerígeno llamado 1,4dioxano un subproducto que

se produce durante la fabricación de SLES y es muy difícil separarlos.

 

 

Sodio Cocoyl Sarcosinate  

     

Sodio Metil Cocoyl Taurate

     
Steareth PEGs

No son tóxicas, pero favorecen a eliminar la protección natural de la piel haciéndola más receptiva a otros tóxicos.

 

 Emulsionante de grasas y detergentes. 
Talco      
Talio      

Terephtalato

Ftalatos    

Tetrasodium

     
Titanium      
Tolueno      

Triclosan

     

Zincronio

     
Zinc      

Disruptores endócrinos EDCs

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas, que alteran el sistema hormonal, tanto en seres humanos como en animales. Al imitar o alterar el sistema endócrino, estos disruptores envían mensajes que confunden al cuerpo, provocando múltiples disfunciones las cuales pueden llegar a ser irreversibles.

 

Nuestro organismo no está diseñado para eliminar metacrilato y plásticos, que se acumulan en el organismo, ya que no pueden degradarse, afectando incluso a segundas y terceras generaciones, a pesar de que nunca hayan estado expuestas.

Los disruptores endócrinos EDCs afectan:

 

  • Salud reproductiva femenina provocando: Pubertad precoz, cáncer de mama, disminución de la fecundidad/fertilidad.
  • Salud reproductiva masculina responsable de: Malformaciones en genitales de bebés, disminución de la calidad del semen, cáncer de testículo y próstata.
  • Trastornos del metabolismo causantes de: Obesidad, diabetes, hipotiroidismo.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Alteraciones y enfermedades neurológicas importantes como: Perturbaciones del desarrollo neurológico y alteraciones conductuales y mentales, como Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, Autismo, memoria, motilidad, etc., y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.
  • Alteración en el ADN; malformaciones en el feto, en la construcción del cerebro, nervios, órganos sexuales, y produce vulnerabilidad a desencadenar cáncer.

¿Dónde se encuentran estos disruptores EDCs?
 

  • Alimentos
  • Productos de higiene personal; Champús,
  • Muebles
  • Juguetes
  • Plásticos
  • Productos de limpieza, insecticidas, ambientadores...
  • Construcción y decoración
  • Otras fuentes de exposición.
  • Frutas y verduras tienen una media de 20 pesticidas diferentes, y 40 plaguicidas con propiedades EDCs y 30 de estos pueden ser detectados en los alimentos como residuos. Excepto en alimentación orgánica.

El efecto coctel

 

La industria se protege diciendo que las cantidades de cada tóxico, no es dañina ya que se encuentran en el margen de seguridad, autorizado por la ley.

 

Pero la industria no responde ante la mezcla de todos estos tóxicos, y mucho menos de su acumulación, no haciéndose responsable de los efectos negativos que estos productos producen. Por lo que UE hace caso omiso, respaldándose en que no hay suficiente evidencia científica.

 

La verdad es que no hay ningún nivel seguro de exposición, ya que se puede ver su nocividad a dosis muy bajas, con estudios científicos que lo avalan, sin embargo, la Comisión Europea se ampara en el “nivel de seguridad”, protegiendo los intereses de algunas empresas e industrias a costa de la salud de la población, en la que ellos y la misma comisión y los hijos de todos estos también están expuestos.

Unos de los principales EDCs

 

Ftalatos y Bisfenol A, que se encuentran en alimentos y utensilios de uso cotidiano.

 

No hay legislación europea desde los años 50, que promulgue una ley efectiva para prevenir la exposición a productos químicos EDCs.

 

A pesar de los incidentes de DES (dietilestilbestrol), un químico que se administraba a mujeres embarazadas en los años 50, ya que se suponía que mejoraba la posibilidad de supervivencia del bebé. pero el DES era un EDCs con variados efectos secundarios y adversos, entre los que causaba cáncer de vagina, complicaciones en el embarazo, infertilidad y cáncer de mama.

 

A millones de niñas cuyas madres sufrieron estos efectos en USA y Europa. Se les conoce como “Las hijas del DES”.

¿Qué son los Ftlatos?

 

Son compuestos químicos empleados principalmente como plastificadores para aumentar la flexibilidad de los plásticos. Uno de los más comunes el PVC (poli cloruro de vinilo), presentan una baja solubilidad en agua y alta en aceites, así como una baja volatilidad. Los más empleados son el DEHP (más usado por su bajo coste), el DIDP, el DINP, el BBzP (Utilizado en materiales de suelos basados en PVC).

 

Son usados con frecuencia para fabricar esmaltes de uñas, adhesivos, masillas, pigmentos de pintura, juguetes de niños (con un 20 a 50%) y en la mayoría de los juguetes sexuales (en este caso van de un 40 a 80%). Los fabricantes buscan que sus productos sean lo más suaves posibles y no sólo agregan niveles de ftalatos mayores a los permitidos para fabricar juguetes de niños, sino que además adicionan una mayor cantidad de estabilizadores de zinc, plomo, estaño, bario o cadmio (metales pesados y tóxicos). No conformes con aumentar la dosis de ftalatos en el afán de lograr más utilidades, agregan a su fórmula materiales tóxicos tales como keroseno, aguarrás, biodiesel, diésel, aceite automotriz, creando así un cóctel letal para la salud humana, ya que estos juguetes son usados internamente.

 

Greenpeace declara:

Se han encontrado en una gran cantidad de ftalatos en sangre materna y cordón umbilical, que pueden ser nocivos para el aparato reproductor masculino y son tóxicos para la reproducción. Los juguetes sexuales contienen altas concentraciones de los peligrosos suavizantes tóxicos, prohibidos por sus posibles impactos en salud. De ocho juguetes sexuales analizados en Países Bajos, en siete se encontraron niveles de ftalatos que van del 24 al 51%.

 

Los ftalatos atraviesan la barrera de la piel, una exposición continua y gradual va ir entrando en micro dosis si se exponen a las mucosas y la piel haya que llegan a la sangre, sin ninguna molestia o síntoma.

¿Qué es el Bisfenol A?

 

Es un monómero importante en la producción de resina epoxi (utilizado como pegamento de secado rápido) Utilizado principalmente en la fabricación de plásticos, en su forma más común Policarbonato de plástico, que es transparente e inastillable.

 

Se encuentra en muchos productos de uso común como: Biberones y botellas de agua, equipamiento deportivo, dispositivos médicos y dentales, composites dentales y sellantes, lentes orgánicas, CD, DVD, y electrodomésticos varios, en la síntesis de polisulfonas, cetonas de poliéster, como antioxidante en algunos plastificantes y como un inhibidor de polimerización en el PVC, en el recubrimiento en casi todas las latas de comidas y bebidas, es un retardante de llamas, tetrabromobisfenol A, y se usa como fungicida. revelador de color para papel térmico y en papel NCR. Productos pasados en BPA se usan en moldes de fundición y como recubrimiento para tuberías de agua.

 

Casi no hay nada que se esté libre de BPA. Bayer aumentó su producción de 7260 toneladas en 1991 hasta llegar a más de 1 millón de toneladas en el 2004. Alrededor de un 5% de todo el BPA producido se usa en materiales que están en contacto con los alimentos.

Existen 7 tipos de plásticos usados en el embalaje.

 

Los tipos 1, 2, 3, 4,  5, 6 y 7

 

1 (PET) (PETE) (puede desprender polietileno y ftalato): Botellas, envase de productos alimenticios, moquetas, refuerzos neumáticos para coches. No biodegradable, malo pare el ambiente, es reciclable. Desprende tóxicos si hay un cambio en el ambiente, sobre todo con el calor.

 

2 (HDPE)(PEAD) Polietileno de Alta Densidad: Botellas de productos alimenticios, detergentes, contenedores, juguetes, bolsas, embalajes, film, prótesis, laminas y tuberías, impermeabilizadores de terrenos, empaques para partes automotrices, tarimas y pallets. No se conoce ningún riesgo tóxico por lo que es seguro para uso humano.

 

3 (PVC) (Desprende Plomo, ftalatos, gases de productos químicos). No es seguro para uso humano.

 

4(LDPE)(PEBD) Polietileno de Baja densidad: Film adhesivo, Bolsas, revestimientos de cubos, recubrimientos contenedores flexibles, tuberías para riego. No se conoce ningún riesgo tóxico por lo que es seguro para uso humano.

 

5(Polipropileno)(PP): envase de productos alimenticios, cajas tapones, piezas de automóviles, alfombras componentes eléctricos. No se conoce ningún riesgo tóxico por lo que es seguro para uso humano.

 

6 (PS) (poliestireno) Cancerígeno, alquifenoles estrogénicos (BPA): Botellas, vasos de yogures, recubrimientos, bandejas de comida. Se le considera uno de los 5 desperdicios más peligrosos, hay 57 químicos que desprende en un proceso de combustión. Mucho más peligroso si se utiliza en microondas. Afecta a la audición, alteraciones de la visión de color, cansancio, sensación de embriaguez, reacciones lentas, problemas de concentración y del equilibrio. Si se inhala altera el revestimiento de la nariz y daña el hígado, alteraciones del aprendizaje y daño de los espermatozoides, es cancerígeno.

 

7 (ABS) Acrilonitrilo Butadieno estireno, Altamente tóxico, no reciclable, es un disruptor endocrino.

Efectos tóxicos:

 

Sobre el sistema reproductor masculino.

Alteración de la formación de esperma, con un descenso de los niveles tanto de testosterona y la fertilidad masculina. Posible responsable de los cambios en la conducta sexual en hombres.

 

Sobre el sistema reproductor femenino.

Cambios en la maduración de los ovocitos, disminuyendo su número y calidad. efectos negativos sobre el endometrio, aparición de ovarios poliquísticos, abortos y partos prematuros, endometriosis, pubertad temprana y afectación del eje hipotálamo-hipófisis-gonadal. El bisfenol A puede modificar la actividad de los esteroides maternos en los embriones. la molécula es parecida al estrógeno de la mujer, pero 1:100 más pesado que este, por esa razón se relaciona con la inflamación de útero, quistes y miomas.

 

Sobre el cerebro y el comportamiento.

Alteración de los sistemas mediados por glutamina y dopamina, así como cambios en la expresión de receptores estrogénicos. También se le ha relacionado con posibles cambios en la conducta materna (menor atención hacia los bebés), ansiedad, reducción de la conducta exploratoria y una feminización de los varones. Hiperactividad, aumento de la agresividad, aumento a la susceptibilidad de sustancias adictógenas y problemas tanto en el aprendizaje como en la memoria.

 

Sobre el metabolismo y el sistema cardiovascular.

Relacionado con enfermedades cardíacas e hipertensión, aumento importante de lípidos en sangre (triglicéridos), un aumento del peso y un incremento de la producción de grasa. Incide en la aparición de la diabetes mellitus de tipo II, al aumentar la resistencia a la insulina y el número de células adiposas.

 

Sobre la tiroides.

Afectar a la función tiroidea, al comportarse como antagonista de la hormona tiroidea. Aunque en humanos, no se han realizado suficientes estudios que permitan extraer resultados concluyentes, sin embargo, puede estar asociado al hipotiroidismo subclínico.

 

Sobre el sistema inmunitario.

Inducción de linfocitos T y un aumento de la producción de citoquinas, favoreciéndose así los procesos alérgicos.

 

Sobre el intestino.

Posible inflamación y alteración de la permeabilidad intestinal en animales. Alteración de la probiota.

 

Efectos carcinogénicos.

Cuando el bisfenol A se metaboliza por hidroxilación y posterior oxidación, forma una ortoquinona que puede establecer enlaces covalentes con el ADN y desarrollar efectos mutagénicos y teratogénicos. Los efectos mutagénicos podrían ser los iniciadores de varios procesos carcinogénicos asociados al bisfenol A.

 

Cáncer de próstata

La actividad estrogénica de la sustancia puede derivar en un aumento del tamaño prostático y en una disminución del tamaño del epidídimo.

 

Cáncer de mama

Se ha detectado una mayor susceptibilidad mutagénica y carcinogénica a nivel de las células mamarias en las mujeres, debido a la estimulación estrogénica del desarrollo y división de las glándulas mamarias.

¿Qué se puede hacer?

 

  1. Mire el reverso de los plásticos, en un triángulo viene el numero o las letras del tipo de plástico, si no tiene nada, no lo use sobre todo si está en contacto con alimentos o agua, así como en medicinas, aceites y agua.
  2. Preferentemente utilice vidrio.
  3. Busque alternativas naturales como telas naturales, madera, bambú, vidrio, acero inoxidable, papel, cartón, etc.
  4. Haga ejercicio, es beneficioso sobre todo para ayudar al organismo a eliminar sustancias tóxicas.
  5. Haga ayunos intermitentes que le ayuden al organismo a eliminar toxinas y descargar al hígado.
  6. Beba agua, la forma más fácil de eliminar residuos de este tipo es tomar cuando menos 1 litro y medio de agua.
  7. Procure que el agua que beba sea de un filtro seguro y confiable, no beba agua directamente del grifo, aunque venga de manantiales naturales, ya que al pasar por las tuberías este puede contener metales pesados o residuos tóxicos.
  8. Haga depuraciones cada cierto tiempo, el uso de aceite de ricino en cada cambio de estación es muy adecuado, pero que sea con asesoramiento. Consulte con su terapeuta.
  9. Cada cierto tiempo utilice detoxificadores naturales, como carbón activado de coco, algunas hierbas depurativas, con cuidado porque algunas de estas ahora se están envasando en PET 1. Consulte con su terapeuta.
  10. Con la Terapia de Biorresonancia gENIO SCIO estamos realizando un nuevo protocolo para ayudarle a nuestro cuerpo a eliminar todas estas sustancias tóxicas.

 

No hay estudios que avalen que estos procedimientos puedan eliminar estos tóxicos, pero nunca está demás tener precauciones y hacer lo mejor para cuidarnos. 

Es un gas inodoro, incoloro e insípido, se le conoce como un gas noble, un nombre engañoso ya que es altamente radiactivo Se produce con la desintegración del uranio radioactivo natural presente en las rocas y el suelo, el cual también puede encontrarse en el agua.

 

El radón se libera fácilmente del suelo al aire por poco tiempo, desintegrándose en varios subproductos que se dispersan en partículas alfa radioactivas y se adhieren a los aerosoles, al polvo y otras partículas suspendidas en el aire.

 

Cuando existe una concentración considerable de radón en el ambiente, puede penetrar rápidamente a los pulmones, generar una toxicidad radiactiva y afectar al ADN de nuestras células.

 

La OMS asegura que el 3% y 14% de los canceres de pulmón son causados por el RADÓN, ocupando el segundo lugar de esta enfermedad en todo el mundo y depende de la concentración promedio de gas en cada país.

 

Las concentraciones de radón al aire libre son muy bajas; por término medio, varían entre 5 y 15 Bq/m3. Pero en los interiores de casas, sótanos, bodegas o interiores las concentraciones son más altas, alcanzando en el punto más elevado en lugares como minas, cavernas y plantas de tratamiento de aguas.

 

El radón en el agua potable puede causar cáncer en el aparato digestivo.

En muchos países, el agua potable proviene de fuentes subterráneas como manantiales o pozos, que normalmente tienen concentraciones mucho más altas de radón que el agua de superficie de ríos, arroyos y lagos.

 

El radón penetra en las casas penetra por:

Por las grietas que se producen en la unión del piso con las paredes.

Por los huecos en el piso.

Por los pequeños poros que presentan las paredes construidas con bloques de hormigón huecos.

Por los sumideros y desagües.

 

La mayor parte de los países han adoptado como punto de referencia una concentración de radón en el aire de interiores de 200 a 400 Bq/m3, por encima de la cual se deben aplicar medidas de mitigación.

 

Medidas preventivas para reducir el Radón en la casa:

  • Mejorando la ventilación de la casa, evitando que el radón se filtre desde el sótano hasta las habitaciones.
  • Aumentando la ventilación por debajo del piso de la casa.
  • Instalando en el sótano una bomba extractora de radón.
  • Sellando los pisos y las paredes.
  • Instalando un sistema de presurización positiva o de ventilación.
  •  

España es el segundo país con más Gas Radón de toda Europa Galicia, Extremadura, Toledo, Madrid, partes de Castilla y León y Andalucía, determinadas zonas de Aragón y Cataluña, son zonas que pueden presentar un mayor riesgo potencial para el radón en viviendas. Fuente: Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)

No hay forma de ponerlo en duda, nuestra vida moderna definitivamente NO ES SALUDABLE, por más natural que intentemos tenerla, es muy difícil impedir que se nos meta un tóxico en el cuerpo, que con el tiempo se va acumulando y gradualmente nos pueden ir causando desde alergias, impotencia, trastornos intestinales, cansancio, obesidad, hasta enfermedades graves como pueden ser cáncer, alzhéimer, un infarto o las llamadas enfermedades raras.

 

Estos temas han empezado a dejar de ser intocables, tachados de amarillistas o escandalosos. La OMS ha hecho un comunicado, declarando la toxicidad que estamos consumiendo y las graves enfermedades que nos están provocando, como un problema de riesgo de salud mundial.

 

Y no es verdad que nuestro organismo se adapte, que mute para crear las condiciones para eliminar o adaptarse a esas toxinas, no hay ni un estudio serio que sustente eso, y menos uno que estudie la mezcla de todas las toxinas juntas a las que estamos expuestos y si muchos estudios independientes que nos advierten de los daños que nos causan estas sustancias.

Los peligros de los Retardantes de Flama

BFR (Brominated Flame Retardants) Retardante de fuego(tetrabromobisfenol A y sus derivados, difenil-éteres polibrominados y hexabromociclododecano (incluyendo tres isómeros).

 

En general, los BFRs se pueden dividir en compuestos “aditivos” y “reactivos”. Por un lado, los BFRs aditivos (como PBDEs, PBBs, HBCD) son simplemente mezclados con el polímero o son incorporados en los productos y por tanto, se van escapando gradualmente del mismo; así, estos compuestos pueden pasar al medioambiente y se pueden bioacumular en la sangre, en la leche materna y en tejidos grasos de los animales y del hombre, y se sabe que pueden afectar al desarrollo del sistema nervioso y causar desajustes hormonales. Por el contrario, los BFRs reactivos (como TBBPA) se unen covalentemente al producto y por tanto no son liberados al medioambiente tan fácilmente como los BFRs aditivos. Además, los BFRs reactivos son menos lipofílicos y muestran un metabolismo mucho más rápido debido a sus grupos OH-. Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

 

El uso de ciertos BFRs en la Unión Europea está prohibido o restringido. Sin embargo, debido a su persistencia en el medioambiente, existe todavía la preocupación sobre los riesgos que estas sustancias pueden suponer para la salud pública. Los productos tratados con BFRs, ya sea por su uso o por su desecho, liberan BFRs al medioambiente y contaminan el aire, el suelo y el agua. Estos contaminantes pueden entrar en la cadena alimentaria donde predominan sobre todo en alimentos de origen animal, como pescado, carne, leche y productos derivados.

 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), en su Recomendación relativa a BFRs en alimentos y piensos de 2006 reconocía que los datos disponibles en aquel momento sobre BFRs en alimentos y piensos no permitían hacer una evaluación exhaustiva sobre la contaminación en estos productos, por lo que resaltaba la importancia de reforzar, a nivel de toda la Unión Europea, la vigilancia de este tipo de compuestos químicos en piensos y alimentos. AESAN.

 

Utilizado principalmente para fabricar ALMOHADAS y es un NEUROTOXICO MUY PELIGROSO.

Sustancias neurotóxicas son agentes químicos que se usan an algunos trabajos, y son capaces de provocar efectos adversos en el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y los órganos de los sentidos.

Entre estos efectos se encuentran narcosis, náuseas, mareos, vértigos, irritabilidad, euforia, descoordinación de movimientos, alteraciones de la memoria y del comportamiento y alteraciones de los nervios periféricos. La exposición a algunos neurotóxicos se ha relacionado también con enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer. Algunos efectos neurotóxicos pueden ser reversibles (Ej. narcosis, náuseas, mareos, vértigos) y otros pueden ser irreversibles (Ej. enfermedades neurodegenerativas).

El Real Decreto 363/1995 y el Reglamento 1272/2008 (CLP) identifican las sustancias neurotóxicas con las siguientes frases R o H:

  • R67 o H336: la inhalación de vapores puede provocar somnolencia y vértigo.
  • R23 o H330 o H331: Tóxico por inhalación
  • R24 o H311: Tóxico en contacto con la piel
  • R25 H301: Tóxico por ingestión
  • R26 o H330: Muy tóxico por inhalación
  • R27 o H310: Muy tóxico en contacto con la piel
  • R28 o H300: Muy tóxico por ingestión

ver: http://www.istas.net/risctox/index.asp?idpagina=611

 

¿Qué podemos hacer?

Continurá...

En esta sección le mantendremos informados de cualquier noticia sobre nuestro gabinete y también de noticias de actualidad que pueden ser de su interés.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar