Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

DEJAR DE FUMAR

No hay cosa más difícil para un fumador que escuchar, "Tienes que dejar de fumar"... Esta sentencia puede ser terrible para una persona que es adicta al tabaco.

 

En la consulta escucho... “Yo no soy adicto... sólo fumo cinco cigarrillos al día ...Bueno sí cuando estoy nervioso un poco más... pero eso no es siempre.”  La verdad es que puede llegar frecuentemente a una cajetilla, porque el tabaco altera al sistema nervioso.

 

Dejar el tabaco es una de las adicciones que es más difícil de renunciar, primero por los adaptógenos que le ponen las tabacaleras, de forma que el cerebro necesite recurrir a fumar para saciar la necesidad de recompensa que provoca el cigarro.

 

Por otro lado es una necesidad no cubierta que se puede dar en la infancia, en la fase oral, en donde pudieron darse algunas carencias afectivas y de adulto se pueden manifestar con una necesidad de recompensar, comiendo, bebiendo o fumando.

 

Cuando estas cosas no se han procurado adecuadamente en el bebé, cuando éste crece puede adquirir fácilmente el hábito de fumar, sin embrago muchas personas que han adquirido el hábito social de fumar, si no tienen está carencia en la infancia, pueden dejarlo con un buen tratamiento mucho más fácilmente.

 

Cuando la persona fuma se siente más fuente para enfrentarse a ciertas circunstancias que no haría sin hacerlo, por ejemplo una reunión social en donde no se conoce a nadie, tener una nueva experiencia en donde se tiene que mostrar, un cigarro le da la sensación de seguridad, aunque sea una forma de apoyo o anclaje, casi todos tenemos uno de alguna manera, pero el que fuma recibe una inyección de dopamina extra que le provoca el tabaco.

La parte emocional relacionada con el tabaco, está la de sentirse acompañado, sentirse premiado o recompensado, la persona siente que reflexiona de otra forma e incluso puede ser un sustituto del sexo, en un momento dado.

 

La respuesta de una paciente que no quiere dejar el tabaco es “…no, no es como dejar a mi amigo, mi compañero, mi amante… mi cigarrito me ha acompañado en momentos difíciles y ahora me dice usted que lo tengo que dejar…?

 

La persona que decide dejar el tabaco requiere mucho apoyo emocional y sobre todo un tratamiento natural que pueda sustituir rápidamente la necesidad de Dopamina y un regulador de Serotonina, ya que los aspectos emocionales son los que más  más padecen los pacientes por falta de nicotina, por lo tanto el apoyo terapéutico se hace muy indispensable.

 

Dejar de fumar requiere de un proceso de concientización profundo, en medio del cual la persona necesita saber que requiere dejar el tabaco, ya sea por su salud, la de su familia y su economía.

 

Dentro de los aspectos que deben ayudarse para que la persona finalmente se libere del tabaco y no regresar a él, están la fitoterapia, la acupuntura, la homeopatía y la psicoterapia.

 

En algunos casos puede funcionar muy bien la hipno-terapia, pero de todas formas se hace indispensable un tratamiento de apoyo.

 

Dentro entre los cuidados más importante que se deben vigilar están:

  • La limpieza celular
  • Suplementos para quitar la necesidad de fumar
  • Por otro lado está reducir la necesidad de dopamina, para no pasar del tabaco al chocolate, al alcohol o a cualquier adicción.
  • Usar tratamiento para aumentar la serotonina.
  • Psicoterapia.

 

Si se consigue que la persona use estos tratamientos por cuatro meses, podrá superar su adicción y no regresar más a esta.

 

¿Por qué se sube de peso al dejar el tabaco?

 

Es uno de los temores que muchas mujeres tienen y por eso no se deciden a dejarlo.

 

La razón es que cuando dejan el tabaco, el cuerpo pide algo que le produzca recompensa y una de estas es darse atracones… estos atracones pueden subir mucho de peso a una persona, otra de estas es la retención de agua que a veces se da en la primera fase.

 

Si su terapeuta está especializado en el tema sabe que necesita usar un complemento natural que pueda reducir los picos de dopamina para que el cuerpo no pida algo de recompensa.

 

Hay una formula a parte de las anteriores para invertir la frecuencia del tabaco en el cuerpo para que este la rechace, sin embargo será necesario el tratamiento de sostén que he mencionado.

 

Dr. Eduardo González Coeto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar