Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

Nota sobre el cáncer

Este artículo muestra una generalidad sobre un tema que preocupa mucho a las personas, esperando que esto les ayude a entender este problema.

 Por petición de algunos lectores, en la parte final hay un resumen simplificado que ayudará a sintetizar el artículo. gracias por su atención.

¿El Cáncer se puede evitar?

19 de Feb 2016

¿Qué es el Cáncer?

 

En términos generales se puede decir que el cáncer, son células que han mutado, incapaces de morir cuando ha acabado su tiempo de vida útil.

 

 

 

Apoptosis

 

   Las células de nuestro cuerpo necesitan reciclarse constantemente, o sea morir (apoptosis), y ser remplazadas por otras nuevas.

 

   El gen responsable de esto, utiliza a la proteína P53, la cual da la orden a la célula para que muera.

 

   En condiciones normales, el recambio celular es continuo, diario nacen y deben morir otras células, pero si la enzima P53 no se puede comunicar con la célula, la apoptosis no podrá llevarse a cabo, por lo que estás células seguirán viviendo, y lo peor de todo es que esto se va replicando exponencialmente con todas las demás células cercanas, acumulándose y formando tumores, hasta que el órgano implicado queda completamente invadido por el cáncer.

 

   Las células mutadas intentarán continuar con la función para la que fueron designadas, pero poco a poco irán volviéndose incapaces de funcionar hasta que sean completamente inútiles.

Los Radicales libres

 

 Son los responsables del envejecimiento celular. Estos son electrones libres que algunos átomos pierden, convirtiéndose en iones súper óxido, y que al ser capturados por otros átomos que también han perdido algún electrón, se desestabilizan convirtiéndose en radicales libres, para compensarse roban electrones a otros átomos, dejando otros libres, replicándose de forma exponencial y envejeciendo rápidamente a los tejidos.

 

  Con la presencia de toxinas y contaminantes, los radicales libres incrementan, acelerando el envejecimiento celular, cosa que no es adecuada para las células de un órgano con cáncer, porque de esta forma se precipita la invasión tumoral.

 

CO2 Alto.

 

   El CO2 se produce normalmente cuando la célula combustiona a la glucosa en energía. Una abundancia de dióxido de carbono causa una acidosis metabólica, haciendo que las células cancerígenas se adhieran, formando los tumores.

 

  Cuando hay un exceso de toxinas en nuestro organismo, éstas impiden la eliminación eficiente del CO2, provocando una acumulación que puede llevar a una acidificación crónica.

 

Nuestro metabolismo está diseñado para mantener un PH normal (7,.5 a 7.45), ni ácido, ni alcalino.

 

   El incremento de CO2 se provoca con el sedentarismo, poca hidratación, la mala nutrición, y un exceso de toxinas que entran a nuestro cuerpo.

Elementos dañinos

 

Hábitos de vida.

 

   El tipo de vida que vamos teniendo, complica en mucho nuestra salud, los factores son: La falta de higiene, los hábitos promiscuos, el estreñimiento crónico, la falta de actividad deportiva, la poca hidratación, la alimentación basura, el exceso de azúcares en la dieta, los lácteos y los cereales transgénicos, el exceso de alcohol, el tabaquismo activo y pasivo, trasnochar, y una mala nutrición.

 

   Otros Elementos externos imperceptibles que acrecientan la toxicidad, son estos radicales libres y la acidificación, el aumento de la radiación terrestre y del espacio, el exceso de electromagnetismo artificial (el electro-smog), la polución del aire y del agua, los conservantes, colorantes, medicamentos, insecticidas, así como gérmenes patógenos que se encuentran en el ambiente y que se vuelven cada vez más resistentes.

Las Situaciones Psicológicas.

 

   Pero si todo esto no fuera suficiente, agreguemos el más agresivo de todos los elementos, el “distrés oxidativo”; miedos, angustias, enfados, depresión, ansiedad, etc.

 

   Este distrés multiplica por mil el incremento de la toxicidad, radicales y acidosis, por otro lado, sospechamos que el distrés oxidativo es el responsable de que la célula no entienda la orden de la proteína P53.

 

La mala Nutrición.

 

   Hay una diferencia entre nutrición y alimentación, esta última es cada vez menos natural y no tiene las propiedades nutricionales que requerimos, para hacerle frente a las demandas energéticas de nuestro cuerpo, sobre todo cuando está presente el cáncer.

La mala información y poca educación sobre la salud.

 

   Actualmente hay un exceso de información con poca calidad sobre el tema, situación que confunde en gran medida a la gente y sobre todo a las personas que padecen un problema de cáncer.

 

   Por un lado, la medicina tradicional se levanta diciendo que la única alternativa para curar el cáncer es la quimioterapia y la radioterapia, pero casi no se dice nada sobre los cuidados preventivos, ni las medidas que puedan contrarrestar las condiciones que coadyuvan y complican el problema, ni tampoco escucho nada de los cuidados que los pacientes deben tener en su convalecencia. Muchos de estos, en cuanto se sienten un poco mejor, regresan a sus antiguos hábitos psicológicos e higiénico dietéticos, que dan como resultado que el cáncer no remita, sino que vuelva con más fuerza.

 

   Por otro lado, algunas personas que hablan en nombre de las medicinas alternativas, pero que no son naturópatas, ni terapeutas, van difundiendo absurdos remedios naturales, como milagros y panaceas, que prometen por sí mismos curar una enfermedad como esta. Diciendo que, si comemos aguacates, aceite de oliva, guanabanas, y hartándonos de espárragos el cáncer va a salir corriendo. No escucho nada sobre los cuidados y las medidas, tanto física, psicológicas, ni mentales que se tienen que incluir como parte de un cambio de vida, dando por hecho que la gente ya debe saberlo.

 

   Los tratamientos y la educación al paciente deben ser completa e integradora, explicar claramente cómo funciona esto, y no favorecer ingenuamente elementos que agraven las condiciones de salud de las personas.

 

   No es verdad que una vida vegana o vegetariana va resolver los problemas de cáncer por si mismas, sobre todo cuando estamos viviendo en un tiempo en donde ni vegetales, frutas y mucho menos los cereales se escapan de ser manipulados y tratados, cosa que no favorece en nada nuestra salud.

 

    La falta de información de calidad, hace que la gente se enfoque en no consumir proteínas animales por razones absurdas y morales, sin explicar los verdaderos problemas que producen un desequilibrio en la vida.

 

   Los medios “naturales” muchas veces son hipócritas al levantar la bandera verde, diciendo que el azúcar es mala, pero por otro lado se la pasan dando recetas naturales con abundantes azúcares, y en donde de forma indiscriminada se incluyen elementos nocivos para la salud.

 

    Esa doble moral que se tiene en una sociedad de consumo, que no quiere sacrificar sus hábitos nocivos, por su adicción al sabor de los alimentos peligrosos, es uno de los grandes problemas de salud a los que nos estamos enfrentando constantemente.

¿Qué hace nuestro organismo para contrarrestar el cáncer?

 

Citocinas

 

   Cuando las células se vuelven cancerígenas producen un tipo de “citocinas” que estimulan al sistema inmune, y atraen fagocitos para que eliminen a las células cancerígenas.

 

Anticuerpos

 

   Para eliminar las células cancerígenas, el organismo detecta las citocinas, y envía un ejército de macrófagos para fagocitar y reducir a las células mutadas. El problema es que nuestro organismo también utiliza anticuerpos para contrarrestar otros patógenos que entran en nuestro cuerpo, y si la persona no tiene los cuidados adecuados, el sistema inmune o de defensas se irá debilitando, y será insuficiente ante el crecimiento tumoral y los agentes patógenos que ingresan en el organismo. Por otro lado, los fagocitos liberan las enzimas MMP1 y MMP2 que, al unirse con el zinc, acaban destruyendo la membrana extracelular, permitiendo que las células cancerígenas entren al sistema circulatorio, y acaben acumulándose en otros órganos formando una metástasis.

 

RECURSOS AUXILIARES

 

   El organismo para contrarrestar la acidosis metabólica celular, lo que hace es demandar elementos minerales alcalinos para regular el pH, entre los que están; el calcio, el magnesio, el litio, el potasio, el sodio, etc.

 

   Por esta razón las personas que presentan acidosis metabólica, muestran una importante deficiencia de estos minerales, produciendo problemas como descalcificación, o una bajada importante de energía por deficiencia de magnesio, poca fuerza muscular por insuficiencia de potasio y sodio, alteraciones del sistema nervioso por escasez de litio, etc. Agravando con esto las condiciones del organismo.

¿Qué debemos hacer?

 

Cultura de Salud.

 

   Adquirir una nueva cultura de salud implica cambios esenciales en los hábitos de vida, sin obsesionarse con el tema, y se deben ir realizando las modificaciones de hábitos integralmente para lograr una mejora constante.

 

   Los cuidados que aquí se explican, no deben de suplir en nada a los tratamientos médicos, sobre todo cuando el problema está muy avanzado.

 

   Los cuidados que planteo, están indicados para una fase temprana de la enfermedad, y para prevenir no sólo el cáncer sino cualquier enfermedad crónica. Así mismo deben también ser llevados a cabo en la convalecencia y la recuperación.

 

Mantener una vigilancia estrecha:

 

Depuración.

Mantener las vías de funcionamiento de nuestro cuerpo limpias y trabajando. Depurar frecuentemente nuestro organismo (hígado, vesícula, pulmón, riñones e intestinos), evitará en gran medida que el organismo se acidifique.

 

Antioxidantes.

Se deben consumir a partir de los treinta años de edad, para reducir los radicales libres que aceleran el envejecimiento celular.

 

Alimentos que favorecen la recuperación y favorecen al sistema inmune.

Hay que consumir en gran medida alimentos que alcalinicen nuestro cuerpo, sobre todo aquellos que inhiben la migración de células de glioblastoma, o con alta cantidad de glutatión, alimentos que contengan histonas que ayuden a regular el ADN.

 

Fortalecer el sistema Inmune

Hay nutrientes y alimentos que fortalecer el sistema inmune, sin sobre estimularlo, y que es cardinal consumirlos para que el organismo produzca los fagocitos suficientes.

 

Ejercicio

Es importante realizar ejercicio, sobre todo “cárdio” por 45 minutos o más al día, el cual debemos irlo adquiriendo paulatinamente, y complementarlo con otros ejercicios de tonificación, musculación y estiramientos, con una hora al día es suficiente, esto beneficia la eliminación de radicales libres, mejora el estrés y elimina gérmenes patógenos.

 

Evitar el consumo de tóxicos.

Cuidarse de consumir agua embotellada en plásticos que contengan PET (1), PVC (3), PS (6). Escoger mejor los PEAD (2), los PEBD (4), los PP (5), que son más seguros.

 

Usar cremas naturales que no contengan parabenos, ni residuos tóxicos.

 

Evitar conservantes y aditivos tóxicos en la alimentación.

 

  • Nitratos y Nitritos (aparecen en las carnes curadas como el salami, salchichón, y el jamón york), El bromato de Potasio usado para fortificar el pan y las harinas de trigo, el Propilparabeno muy común en las tortillas, los muffins y los colorantes. El Butilhidroxianisol (BHA) usado en las papas fritas y la carne seca. Butilhidroxitolueno (BHT) usado frecuentemente en alimentos procesados. El Propilo Galato usado en las salchichas y la manteca.
  • La Teobromina usado en chocolates, panes, cereales, y bebidas deportivas.
  •  
  • Colorantes artificiales como el color caramelo III y IV.
  • El Diacetilo que se encuentra en la mantequilla de las palomitas de maíz que se hacen en microondas.
  •  
  • Los fosfatos potencialmente dañinos para el corazón como son las levaduras, productos horneados y las comidas rápidas.
  •  
  • Aditivos de aluminio, utilizados como estabilizadores en los alimentos procesados, asociados con problemas neurológicos y problemas del embarazo.

 

 

Nutrientes

Tener un control adecuado para evitar la carencia de nutrientes como son vitaminas, minerales, aminoácidos y proteínas, Coenzimas, enzimas, hidratos de carbono de calidad, Omega 3, 6 y 9, fitonutrientes, etc.

 

Dieta

Aumentar el consumo de verduras, vegetales y frutas que alcalinicen nuestro cuerpo. Reducir el consumo de carnes, evitar sobre todo los embutidos. Eliminar los cereales, los lácteos y la azúcar blanca que lo acidifican. Suplir con frutos secos, quinoa y harinas de patata, garbanzo y proteína de guisantes.

 

Aumentar la hidratación.

El agua es un factor muy importante y no cualquier agua, las aguas limpias se ven todas iguales, transparentes, pero no todas son lo mismo, es fundamental beber agua filtrada pero que no esté tan depurada que nos haga daño.

 

Proteger la cama del electro smog.

En la mayor parte de las casas tenemos una excesiva cantidad de electricidad y electromagnetismo artificial, que afecta en gran medida a que nuestro organismo pierda su información natural. Por lo que es fundamental proteger nuestra cama con adaptadores para que nos aíslen y poder mejorar el descanso.

 

Quitarse radicalmente del Tabaco y el alcohol.

 

Mantener una vida con un PH equilibrado.

Aumente los alcalinos (por favor consulte a su terapeuta para evitar excesos)

 

Reducir el Estrés

Hacer paseos al parque o al campo con cierta frecuencia, tener actividades como yoga, streching, taichí, meditación y relajaciones.

 

Ir a la playa o de vez en cuando acudir a un buen SPA para relajarse. Realizar actividades que propicien el descanso mental.

 

Mantenga un control de su salud.

 

Programe sus citas de Biorresonancia Quántica, para ir manteniendo una vigilancia adecuada.

 

Cómo usted ve, no vamos a curar el cáncer, pero con estos cuidados vamos a evitar que las células mutadas se conviertan en tumores, y dándole tiempo al organismo para que el sistema inmune fagocite las células enfermas.

 

Si el cáncer es avanzado, el tratamiento médico complementado con una vida sana, asegurarán mejores resultados.

Resumen:

 

1. El cáncer se forma con células nuestras que no quieren morir, envejecen perjudicando las funciones del órgano afectado.

2. Metástasis es la formación de otros tumores cancerígenos en diferentes partes de cuerpo.

3. Todos constantemente formamos células cancerígenas, pero sólo son detectables hasta que se forman tumores de un cierto tamaño.

4. Nuestro sistema inmune nos ayuda a eliminar estas células nocivas.

5. Los radicales libres aparte de favorecer el envejecimiento, pueden perjudicarnos haciendo que se adhieran las células cancerígenas y se formen tumores.

6. Las toxinas aumentan el CO2 en nuestro cuerpo, e igualmente favorecer la adhesión de células de cáncer para formar tumores.

7. Los buenos hábitos de vida evitan que se adhieran las células malignas y por ende tumores.

8. No hay remedios milagrosos para el cáncer.

9. Pero sí hay remedios naturales que pueden coadyuvar a mejorar las condiciones del cáncer.

10. Se dice que hay 100 tipos de cáncer.

11. Cosa curiosa el corazón no presenta cáncer (sí existen son muy raros)

12. Lo peor para un paciente de cáncer es tener distrés oxidativo.

13. El distrés es una forma alta y disfuncional del estrés y puede producir peligrosas endotoxinas.

Importante

Si usted observa los siguientes síntomas: 

Sangrado al orinar, sangrado anal, sangrado post menopaúsico, sangrado al toser, dificultad para deglutir, anemia crónica, nódulos en la próstata, nódulos en la mama, algunos lunares sospechosos en la piel, por favor acuda a su médico para que valore sus síntomas.

 

Recuerde que los cuidados deben ser completos e integrales, de esta forma podrá tener una vida con calidad y con grandes expectativas para disfrutar de su tiempo.

 

Una de cada 80 personas tiene cáncer y se espera que esta cifra crezca de forma abrumadora para el 2020.

 

Existen más de 100 diferentes tipos de cáncer. Por otro lado, la mayor parte de las personas piensa que a ellas no les va a dar, aunque tengan pésimos hábitos de vida.

 

No te confíes y solicita una sesión de control con Biorresonancia Quántica para ver como mejorar tu salud.

 

 

Dr. Eduardo González Coeto. 19 de Feb 2016

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar