Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

Colesterol y Trigliceridos ¿Amigos o Enemigos?

El colesterol es un lípido fundamental para la vida, forma una parte importante en nuestro organismo y se encuentra en los todos tejidos del cuerpo, así como en el plasma de la sangre.

 

    Se halla en altas concentraciones en el hígado, la médula espinal, el páncreas y el cerebro. Es esencial para formar la membrana plasmática de las células, la cual regula la entrada y salida de sustancias.

 

El colesterol tiene numerosas funciones:

  • Precursor de la vitamina D: esencial en el metabolismo del calcio.
  • Precursor de las hormonas sexuales: progesterona, estrógenos y testosterona.
  • Precursor de las hormonas corticosteroides: cortisol y aldosterona.
  • Precursor de las sales biliares: esenciales en la absorción de algunos nutrientes lipídicos y vía principal para la excreción de colesterol corporal.
  • Precursor de las balsas de lípidos.

 

Sin colesterol no podría darse la vida.

 

Colesterol libre y endógeno.

 

    Nosotros recibimos colesterol libre que viene de la grasa animal saturada, y cuando no es suficiente y es necesario, nuestro cuerpo lo produce (endógeno).

 

    Como los lípidos son insolubles en agua, a pesar de que ya hayan sido emulsificados por la bilis, necesitarán de unas proteínas que sirven de transportadores, unas macromoléculas llamadas lipoproteínas, que el hígado sintetiza como proteínas vacías. Las de muy baja densidad son llamadas quilomicrones, y son los encargados de llevar a los lípidos que han atravesado la pared intestinal hasta el hígado, en donde otra lipoproteína de densidad intermedia llamada VLDL llevarán el triacilglicerol del hígado hacia los tejidos extra hepáticos. Las lipoproteínas de baja densidad LDL, que son formadas, en mayor parte, a partir de las VLDL, transportarán el colesterol a los tejidos periféricos para depositarlo. Las lipoproteínas de alta densidad HDL son las encargadas de hacer el transporte inverso del colesterol que no se haya usado, para regresarlo de nuevo al hígado y que este sea convertido en sales biliares.

ra regresarlo de nuevo al hígado y que este sea convertido en sales biliares.

 

Como podemos ver no existe ningún colesterol bueno, ni colesterol malo, es una terrible definición que sólo produce confusión.

 

  Sin embargo, sí existe un colesterol oxidado que proviene de los lípidos insaturados calentados a temperaturas por arriba de los 40 ºC en la dieta, o de las grasas saturadas TRANS o hidrolizadas, que se encuentran en los alimentos procesados y pueden producir ateromas (causante de la arterioesclerosis). Sin embargo, con un cambio en la dieta, un consumo equilibrado de grasas sanas instauradas y saturadas, con un poco de ejercicio, en poco tiempo se pueden eliminar estos colesteroles oxidado y TRANS sin necesidad de medicación.

 

Aumento de Colesterol en sangre.

   Nuestro organismo incrementará el colesterol si lo necesita, y se da sobre todo en los procesos inflamatorios, que se producen con el estrés oxidativo, la inflamación intestinal, sobre todo si esta es crónica. 

 

   Nuestro intestino tiene entre 5 a 12 metros de longitud, imagínese si se hincha con la alimentación inadecuada. Muchas personas sufren de inflamación intestinal crónica, la cual degenera en otros problemas incluidas las articulaciones, y la degeneración ósea y muscular. Como el colesterol es importante para formar células y en el proceso inflamatorio se destruyen muchas de estas, el cuerpo aumentará el colesterol para reparar esos daños.

 

Así que cuando haya un aumento de colesterol, lo que se necesita es, investigar por qué razón esta alto.

 

Degradación del colesterol.

    El ser humano no puede metabolizar la estructura del colesterol hasta convertirlo en bióxido de carbono para eliminarlo por pulmón o las vías urinarias.

 

    Por lo que el núcleo de esterol se convierte en ácidos y pasa a formar parte de las sales biliares, las cuales sirven para emulsionar las grasas que consumimos en la dieta, y hacerlas hidrosolubles, para que puedan pasar por la barrera de la mucosa y la vellosidad intestinal, y puedan ser transportadas al hígado por los quilomicrones.

 

    Otra parte de la bilis que no se pueda reabsorber, será eliminada por las heces fecales.

 

Los triglicéridos.

   Son tres ácidos grasos unidos a un glicerol, que comúnmente se le conoce como grasa, y su función es aportar energía, o para almacenarse en el tejido adiposo por periodos largos.

 

   La síntesis de triglicéridos tiene lugar en el retículo endoplásmico de casi todas las células del organismo, pero principalmente en las células del hígado.

 

Función de los triglicéridos.

   Constituyen la principal reserva energética del cuerpo. El exceso se almacena en grandes depósitos en el tejido adiposo.

 

   Son buenos aislantes térmicos, sobre todo el tejido adiposo subcutáneo de los animales de climas fríos como, por ejemplo; las ballenas, el oso polar, etc.

Son productores de calor metabólico durante su degradación. Un gramo de grasa produce 9,4 kilocalorías. En las reacciones metabólicas de oxidación, las proteínas y la glucosa producen 4,1 Kcal.

 

   Tienen también, una función mecánica, como constituyentes de los tejidos adiposos que están situados en las plantas de los pies, en las palmas de las manos y rodeando los riñones (acolchándolos y evitando su desprendimiento).

 

    Cuando se consume azúcar en la dieta, las células de nuestro cuerpo dejarán pasar una cantidad de glucosa que hay en esta azúcar, la cual se acompañará de la insulina que segrega nuestro páncreas, y que servirá como llave para abrir a los receptores de la insulina que se encuentran en cada célula.

 

    Si no hay insulina acompañando a la glucosa, esta no podrá ser utilizada, ni convertida en tejido adiposo, por lo que estará dando vueltas en el sistema circulatorio hasta que sea eliminada por la orina, a esto se le conoce como diabetes.

 

    Sin embargo, si hay un exceso de glucosa en la sangre, aunque haya insulina, si esta no puede ser aprovechada por las células, los receptores de la insulina se cerrarán y evitarán que entre más glucosa. El resto de la glucosa que no ha sido utilizada junto con la insulina que la acompaña, será convertida en triglicéridos por el hígado y después será acumulada en el tejido adiposo.

 

    Por esta razón la glucosa y la obesidad se asocian con la diabetes tipo II, porque los receptores insulínicos pueden cerrarse y provocar una intolerancia a la insulina. Lo cual puede mejorar si se baja de peso y se reduce la ingesta de carbohidratos.

 

     Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol.

 

 

Para normalizar las tasas tanto de triglicéridos como de colesterol, se recomienda:

 

 

  • Una dieta sin azúcares refinados.
  • Consumir carbohidratos complejos.
  • Grasas insaturadas tipo Omega3 (con EPA Y DHA), equilibradas con Omega6
  • Una reducción de grasas saturadas. Evitar las grasas oxidadas y las TRANS.
  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • Realizar ejercicio regularmente.
  • Una buena hidratación.

 

 

Dr. Eduardo González Coeto.

La resistencia a la insulina y no el colesterol, es la verdadera responsable de las enfermedades coronarias.

 

Desde hace ya un tiempo detractores de la sinvastatina, vienen hablando del grave problema que implica el síndrome metabólico, el cual se culpaba al aumento del colesterol y no a las calorías vacías.

 

Hace una semana el 14 JUL 2017. En el "The Pharmaceutical Journal a Royal Pharmaceutical Society publication" hace importantes declaraciones la respecto.

 

"La evidencia emergente demuestra que la resistencia a la insulina es el predictor más importante de la enfermedad cardiovascular y de la diabetes del tipo 2.

La disminución agresiva del colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) ha sido la piedra angular de la cardiología preventiva durante décadas. Las estatinas son ampliamente utilizadas como la solución para la prevención de enfermedades del corazón debido a su capacidad para reducir los niveles de LDL-C, un "marcador sustituto" de la enfermedad cardiovascular (ECV). De hecho, las estatinas son una de las clases de drogas más prescritas en el mundo. Pero este fenómeno plantea dos preguntas: ¿está justificado el entusiasmo por la disminución agresiva de LDL-C; Y es la farmacoterapia superior a la intervención de estilo de vida?"

 

...

 

"Sin embargo, el verdadero beneficio de las estatinas en la alteración del riesgo de ECV es cada vez más cuestionado por los miembros respetados de la comunidad médica, creando amargas divisiones dentro de las filas. Varios cardiólogos han contrarrestado que los beneficios de las estatinas han sido exageradamente exagerados (especialmente como prevención primaria), mientras que sus riesgos han sido constantemente subestimados. En algunos sectores, el escepticismo acerca de las estatinas ha alcanzado un punto de fiebre. Algunos dicen que la preponderancia de los ensayos con estatinas ha sido contaminada por el "patrocinio de la industria", influenciado por el "engaño estadístico", y plagado de "metodología defectuosa" [4 , 5 , 6] ."

 

Haga  clic aquí para continuar leyendo 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar