Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

El Tejido Adiposo

Para poder comprender lo que es la grasa corporal y cómo quemarla (oxidarla) es necesario saber los diferentes tipos que hay:

 

Grasa Esencial: Es la grasa de reserva mínima que se guarda en los órganos, músculos y nervios y en el caso de los hombres está en un 3-4% del peso corporal total, y en las mujeres entre el 9 y 10% que se encuentra sobre todo en las mamas, las caderas, el abdomen y la pelvis, sobre todo porque es importante para un funcionamiento reproductivo saludable.

 

Grasa parda: Es la grasa que nos sirve para protegernos de las temperaturas frías y nos ayuda a quemar grasas, consumiendo energía para producir calor. Los bebes tienen más grasa parda y conforme se van haciendo adultos esa grasa se convierte en grasa blanca.

 

Grasa subcutánea: Se encuentra debajo de la piel y es la que se tiene en mayor porcentaje y dependiendo del sexo y la genética se almacena en una zona u otra. Esta grasa es muy difícil de perder.

 

Grasa intramuscular: se encuentra entre las fibras musculares y complementa al glucógeno que es una hormona que aporta energía convirtiendo la grasa en glucosa, por lo que se pierde fácilmente haciendo ejercicio.

 

Grasa Visceral: Que es la que puede poner en riesgo la salud, ya que se acumula alrededor de los órganos y puede causar problemas, ya que segrega proteínas inflamatorias que afectan a la producción de insulina, haciendo que el cuerpo se inflame y aumente el riesgo de padecer Diabetes tipo II, y enfermedades cardiovasculares, es la más difícil de quitar y responde mejor a la dieta que al ejercicio.

O sea, el proceso de Oxidación de la grasa (quemarla), es extraerla de la célula (movilizarla) que se encuentra en forma de triglicéridos (3 ácidos grasos unidos a una molécula de glicerol), se deben romper esas uniones para los que los triglicéridos pasen a la sangre.

 

Aquí aparece la presencia de la lipasa (HSL), hay hormonas que impactan sobre la HSl como son la insulina, la adrenalina y la noradrenalina (catecolaminas).

 

La insulina inhibe la HSL, por lo que si hay niveles altos de insulina no se va a movilizar la grasa, sino que se va a acumular.

 

Por lo que para reducir la insulina se debe cuidar la alimentación.

 

Por lo que si hay una comida pre-entreno dificultará la movilización al ingerir CHs ya que subirá la insulina.

Por lo que debe haber un tiempo entre comida y pre-entreno.

Por lo que entrenar en ayunas por la mañana puede ser recomendable.

 

Ya que favorece a la oxidación de las grasas.

 

Por otro lado, las catecolaminas activan el HSL o sea movilizan las grasas.

 

Por lo que el ejercicio es lo mejor para activar estas hormonas.

 

Por lo que debemos tener las catecolaminas altas y la insulina baja.

 

Pero ¿Qué pasa si ambas están elevadas?

 

La insulina siempre va a ganar y la grasa no se va a mover.

Para quemar esa grasa se necesita tener:

 

La Insulina baja

La Adrenalina y la Noradrenalina altas.

Evitar que ambas estén equilibradas ya que la insulina se mantiene e impide que se oxide la grasa.

Así que, si la grasa se ha movilizado y transportado, pero si no se ha quemado, entonces la grasa buscará la molecular de glicerol e irá a otro lado del cuerpo.

Pero si es transportado a un músculo que necesita energía, para oxidarse debe cruzar la membrana de la mitocondria que convertirá esa grasa en energía.

Si tenemos mucho glucógeno en el hígado y en el músculo, menos grasa utilizará para obtener energía.

Ya que el glucógeno suministrará un aporte de energía.

Por lo que entrenar tras el ayuno nocturno, porque estará baja la insulina y el glucógeno, por lo que habrá una mejor oxidación de las grasas.

Factores

 

Intensidad:

Esto varía en cada persona entre el 60 al 75% del consumo máx. de oxígeno, es decir un cardio ligero.

Dieta alta en carbohidratos, suprime la oxidación de las grasas.

Una dieta baja en carbohidratos mejora la oxidación.

 

Una hormona que intervine también es la Leptina.

 

Que le envía al cerebro señal de que ya estamos saciados, y si la alteramos comeremos más.

 

Por lo tanto, el ejercicio necesario para quemar se acumula.

 

La leptina interviene en un gasto calórico, si hacemos un déficit calórico severo, la leptina baja indicándonos que debemos comer, y si no pasaremos hambre y nos sentiremos débiles, pero si comemos mucho la leptina sube y reduce el hambre.

 

Las personas obesas que tienen la leptina alta y resistencia a inhibir la leptina. Por lo que no tienen esa saciedad que deberían controlar.

 

Para cuidar la leptina, se deben cuidar el consumo de azúcares, sobre todo, la fructosa, sobre todo de la sucrasa, mermeladas, y productos refinados.

 

La fruta tiene cantidades mínimas de fructosa.

 

Dormir suficiente, porque la falta de sueño reduce los niveles de leptina para contrarrestar el cansancio de la noche y tendrás hambre.

 

Evita las restricciones calóricas severas a corto plazo o de un día para otro, todo debe llevar su proceso de aclimatación.

 

No puedes dejar tu alimentación de un día para otro y mucho menos seguir una dieta milagro, porque si la leptina desciende en exceso, aumentará el apetito y se ralentizará el metabolismo.

 

El cálculo de masa corporal es IMC=Peso  

                                                     Altura al cuadrado,

 

IMC de 18,5 a 24,9 Normal.

25 a 29,9 Sobre peso

30 a 34,9 Obeso

35 a 39,9 Obeso severo

35 o + Obeso moderado

Errores con el ejercicio.

 

El entrenamiento HIIT (High Intensity Interval Training) quema más calorías, que un entrenamiento de media o baja intensidad.

 

El error es combinar los dos conceptos y entrenamos en ayunas y entrenamos cárdio a alta intensidad, vamos a perder muchas calorías, es un error porque el entrenamiento, de alta intensidad requiere de alta intensidad de glucógeno, que después de 8 horas de ayuno no estarán disponibles en la sangre

Por lo que no rendiremos como toca.

Por lo que nuestro cuerpo hará uso de los músculos de nuestro cuerpo, o sea energía inmediata.

 

Si por el contrario, entrenamos en ayunas a baja intensidad necesitaremos menos energía y lo podrá obtener destruyendo esas grasas.

 

Ayuno intermitente

 

Se indica a persona que quieren bajar de peso o en etapa de definición.

El objetivo es que el cuerpo utilice la grasa almacenada como fuente de energía.

Se debe realizar por etapas para conseguir una etapa de adaptación.

 

Se bebe: beber mucha agua.

Comer alimentos de absorción lenta: pollo, huevos, caseína (¿), etc.

Combina las proteínas con fibra o grasas para ralentizar su absorción.

No hagas ayunos muy largos lo ideal sería 16-24

Empezar con el 12/12, luego 16/8 y finalmente 24 horas.

Dormir 8 horas recuerda que en la última etapa bajas quemar las grasas.

 

 

Tipos de ayuno:

 

12 /12 ayunar por doce horas y comer en las siguientes 12 horas.

16/8 ayunar por 16 horas y comer en las siguientes 8. (el más usado), puede hacerse todos los días o elegir algunos días de la semana.

Comer muchas veces al día se provoca más hambre.

No hacerlo todos los días.

 

16/8 Leangains para entrenamientos de fuerza por la mañana, pero debe hacerse un ciclado de carbohidratos. Tomar BCCAs 15 a 20 min. pre entreno para evitar el catabolismo muscular. Comer tras el post entreno y debe ser la más grande de esas 8 horas que se puede comer.

pero si entrenas por la tarde, debes hacer una comida pre-entreno 1-2 horas antes de contenga CHs y tras el entrenamiento proteína con CHs. por lo que se debe tener una buena franja horaria, por ejemplo, de 15 a 23 horas si tienes compromisos sociales, ya que es más fácil no desayunas que no cenar.

 

El ayuno del guerrero 20/4 o sea una sola comida con el 90% de las calorías diarias en una sola comida.

 

Eat stop Eat 1 ayuno de 24 o 48 horas a la semana, pero no deben ser seguidos.

 

Ayuno al gusto. Más flexible uy no programado. Ayunar cuando te levantes sin hambre.

 

No hacerse en ectomorfos.

 

En las mujeres no es tan bueno les cuesta más bajar.

 

Beneficios del ayuno intermitente

36-48 horas el ayuno aumenta el metabolismo

Aumenta la hormona del crecimiento.

hasta después de 48 horas se empieza a consumir el tejido muscular.

Mientras haya aminoácidos en sangre no empezará el proceso catabólico.

Disminuye el riesgo de enfermedades crónicas; diabetes, cardiovasculares, etc.

Mejora la sensibilidad de la insulina

Aumenta la hormona del crecimiento

Promueve la autofagia y la oxidación de las grasas.

Mejora el apetito.

 

 

Más de 48 horas si produce problemas.

Se pierde masa muscular

Se disminuye la leptina

Se ralentizará el metabolismo

Disminuirá la testosterona

Aumenta el Cortisol (Hormona catabólica)

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar