Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H. Dr. Eduardo González Coeto
Terapia de Biorresonancia Quántica y D.H.            Dr. Eduardo González Coeto

Los peligros del Glutamato monosódico

Glutamato Monosódico.

 

Es un potenciador del sabor, a pesar de que la OMS, la FAO y la FDA de USA, lo consideran seguro para la salud, pero muchos investigadores independientes ponen en duda su inocuidad y el peligro que representa para la salud.

 

Se presenta como aditivo E-621 a E-625 que es considerado un saborizante químico y está en la tabla de aditivos peligrosos.

 

Es así mismo un potenciador del apetito, se le conoce como como la nicotina alimentaria y es capaz de aumentar la voracidad de comer hasta en un 40%, ya que inhibe la hormona del crecimiento, dañando la regulación de los mecanismos del apetito, y la forma como nuestro cuerpo asimila los alimentos que contienen glutamato, por lo que el aumenta la producción de grasa a costa de la producción de masa muscular. Por lo tanto, es clave en las tasas de obesidad.

 

Por lo tanto, está detrás de enfermedades coronarias, diabetes tipo II, de la hipertensión, de muchos tipos de canceres, de problemas renales, del envejecimiento prematuro y de muchas otras enfermedades.

 

El glutamato es y también una excitotoxina que puede causar en el menor de los casos, dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, nausea, alergias, anafilaxis, ataques epilépticos, depresión e irregularidades cardiacas.

 

En el peor de los casos daños severos en las neuronas, si se aumenta la cantidad de glutamato a nuestro cuerpo se produce una sobre activación de los receptores neurotransmisores del glutamato, por una excesiva entrada de calcio a las neuronas. produciendo un sobre excitación en determinas cantidades y en determinadas condiciones puede producir Demencia, Alzheimer el Parkinson y la esclerosis múltiple, daños cerebrales severos y alteraciones del comportamiento.

 

Tanto el aspartamo y el glutamato son asesinos silenciosos.

Pueden pasar muchos años antes de que sus efectos se hagan visibles, las enfermedades como el Alzheimer tardan mucho en hacerse patentes, mientras tomamos alimentos y bebidas con estas dos neurotóxinas estamos incrementando enormemente las probabilidades de desarrollar Alzheimer.

 

El glutamato también está asociado con el TDH, el glaucoma, autismo y otras enfermedades.

 

Puede producir pérdida de visión a largo plazo cuando Lucas y Neihaur observaron destrucción retinal celular en ratones que se les suministro glutamato mono sódico.

 

en 2002 Prof. Hiroshi Oguru de la Univ. Irosaki de Japón, en el que se concluye que dietas con altos contenidos de Glutamato pueden causar glaucoma y destrucción celular retinal. La segunda causa de ceguera en el mundo.

 

Se asocia con trastornos de déficit de atención e hiperactividad, y con el autismo, Los psiquiatras Martins Evers y Erico Lander, en el libro sobre autismo publicado en 2008 por Andreiu Simenman neurólogo pediátrico hicieron hincapié en las fuertes evidencias y estudios que existen en este sentido.

 

John Olneir en sus estudios sobre los efectos del glutamato en ratones, observo la necrosis neuronal en diferentes regiones del cerebro, retraso en el crecimiento esqueleto y esterilidad en las hembras y una marcada obesidad.

 

Es una sustancia presente en muchos alimentos en animales y vegetales, como la ternera el pollo, cerdo, los pescados como la caballa, el salmón y el bacalao, y en vegetales como tomate, los guisantes y el maíz, sin embargo, aunque el glutamato esté presente en muchos alimentos esto no quiere decir que todos los glutamatos son iguales.

 

Argumentos sesgados.

  1. El glutamato es un aminoácido necesario en el organismo y que no podríamos vivir sin él, y que por tanto su ingesta directa es recomendable.
    1. Cierto en parte, porque es un aminoácido necesario para nosotros, pero es aminoácido no esencial, porque puede ser producido en el interior de nuestro organismo a partir de otros aminoácidos sin necesidad de un aporte externo. Además, ya lo recibimos a través de la dieta naturalmente. Por lo que si recibimos dosis más elevadas estaremos expuestos a dosis mucho más elevadas de las recomendables. Dosis que pueden alcanzar niveles de excitotoxicidad.
  2. Se dice que el glutamato presente en los alimentos, se metaboliza de la misma manera que el glutamato mono sódico.
    1. Es lo mismo que decir que la azúcar refinada, se metaboliza igual que los carbohidratos complejos.
    2. El glutamato se encuentra de manera natural en los alimentos de dos estados:
      1. En proteínas en forma de licopéptidos y polipéptidos.
      2. Como molécula aislada o glutamato libre.

La principal diferencia entre estos dos glutamatos es que al ingerirlos ambos son tratados de diferente modo. El glutamato contenido en las proteínas tiene que ser extraído de las misma, para lo cual nuestro cuerpo tiene que descomponer esas proteínas para extraer ese glutamato y llevarlo a donde sea necesario. En caso de no existir, crearlo a partir de otros aminoácidos, porque es un aminoácido no esencial. Este proceso es lento y permite que el cuerpo reciba su necesario aporte de forma gradual, sin embargo, libre está disponible para entrar por el torrente sanguíneo sin necesidad de una digestión previa, de modo que su absorción es extremadamente rápida.

 

La mayoría de los alimentos que contienen glutamato, tienen muy poca cantidad ínfimas de glutamato libre. 20 mg de cada 100g del salmón, 43 del pollo o 140 de los tomates, son cantidades que no afectan por nuestro cuerpo y pueden en un momento dado ser bloqueadas por la barrera hematoencefálica.

Sin embargo, el glutamato añadido es 100% glutamato libre y entra directo a nuestro torrente sanguíneo en cantidades de más de 2000 mg. por cada 100 gr. de alimentos.

 

Nuestra barrera hematoencefálica no puede contener tal cantidad, por lo que es atravesada en cantidades que alcanzan el nivel de excito toxicidad. De forma que se producen alteraciones en la regulación del apetito, alteraciones de la hormona del crecimiento, y la muerte de una gran cantidad de neuronas.

 

Y este se acentúa en colectivos sensibles como el de los niños pequeños que tienen una barrera poco desarrollada, los adultos con enfermedades que vuelven permeable dicha barrera y personas con enfermedades neurodegenerativas, como son el Alzheimer, el Parkinson y la Esclerosis Lateral Amiotrofica (LAE).

 

Se encuentran 2000 mg/100gr. en el extracto de levaduras, los 1200/100 la salsa de soja y el queso parmesano, 1500 que se usan en los restaurantes para saborear los platos. Se han medido cifras diarias de 5000 mg/100 gr en restaurantes con platos muy condimentados, por tanto, hay una gran diferencia.

 

  1. Argumento y el más peligroso, es el que se refiere a los niños pequeños.
    1. La industria dice que la leche materna tiene 10 veces más glutamato libre que la leche de vaca, de modo que los seres humanos estamos expuestos a esta fatídica sustancia de un modo natural. Lo que no dicen es que la leche de vaca tiene tan sólo 2mg/100 gr. y la leche materna 22mg./100gr. de ácido glutámico libre, cantidades ínfimas, por tanto, comparar los 22 mg de la leche materna con los 2000 del extracto de levadura está fuera de lugar.

 

  1. La industria dice que el proceso de producción es inofensivo puesto que sigue un proceso de fermentación parecido al del yogurt, en este caso que no dicen es que en el proceso fermentación y de extracción del glutamato, así como el proceso de extracción de cualquier otra sustancia se obtienen multitud de impurezas y sustancias no deseadas, de hecho, esta es la razón por la que el glutamato comercial garantiza una pureza del 99% y no una del 100%, ese 1% son impurezas que se originan en el proceso de producción y muchas de estas son sustancias cancerígenas como el dicloropropono y las aminas heterocíclicas, por tanto cuando ingerimos alimentos suplementados con glutamato, nuestro cuerpo está metabolizando también todos esos contaminantes en el proceso de producción y que son altamente perjudicales para nuestra salud.

 

  1. Dicen que el glutamato procesado es igual al naturalmente encontrado en los alimentos naturales, pero eso no es del todo cierto.

 

  1. Existen diferencias muy acusadas, según sea el origen del glutamato que ingerimos, no es lo mismo el glutamato naturalmente presente en los alimentos, que el glutamato artificialmente añadido a los mismo, no todos los glutamatos sean iguales.
  2. El ácido glutámico presenta dos enantiómeros es decir que se trata de una molécula quiral que presenta dos posibles configuraciones, una de las cuales es especular de la otra, son equivalentes, pero no son iguales, esto que aparentemente es insignificante, en el mundo molecular y biológico tiene unas implicaciones tremendas, ya que las ambas moléculas que son las ácido L-glutámico y ácido D-glutámico tienen propiedades completamente diferentes aunque tengan composiciones químicas equivalentes, el ácido glutámico presente en nuestro cuerpo y en los alimentos sin procesar, es principalmente ácido L-glutámico, mientras que el ácido glutámico libre usado en alimento procesados está compuesto por ácido L-glutámico y ácido D-glutámico. Esta insignificante diferencia fue una de las grandes catástrofes sanitarias de todos los tiempos, porque esta propiedad quiral no es exclusiva del glutamato. Esto es muy común en muchos tipos de moléculas y sus efectos pueden ser catastróficos como la famosa “Talidomida”, aquel famoso fármaco comercializado por la farmacéutica alemana Grünenthal GmbH entre 1958 a 1963, destinado a mujeres embarazadas para calmar las náuseas, al igual que el glutamato la Talidomida es una molécula quiral, en la que la Talidomida dextrógira tiene propiedades sedantes y calmantes de las náuseas y la Talidomida Levógira posee propiedades teratogénicas, o sea que puede producir malformaciones fetales, la Talidomida que se comercializó consistía en una mezcla de un 50% de moléculas dextrógiras y levógiras, que provocó el nacimiento de miles de bebés con severas malformaciones irreversibles, por tanto dado que el ácido glutámico libre usado en los alimentos procesados, no es idéntico al ácido glutámico naturalmente presente en los alimentos, no existen razones para pensar que los efectos en el organismo, y muy especialmente sus efectos excito tóxicos serán iguales.

 

Te recomiendo que te cuides de comer productos procesados, que se encuentra sobre todo en caldos y sopas preparadas.

 

¿Cómo evitamos contaminarnos con este producto?

 

Revisa el contenido, ya que no siempre lo vas a encontrar con su etiquetado más evidente, el E-621 glutamato mono sódico, sino vas a poder encontrarlo con diferentes nombres como son:

El Ácido Glutámico y sus sales autorizadas.

E-620, GMS o MSG o E-621, el Glutamato mono potásico el E-622, o el Glutamato Cálcico o E-623, el Glutamato amónico E-624 y el glutamato magnésico E-625. Sin embargo, como las personas están cada vez más informadas sobre los peligros de estos productos, la industria buscado técnicas rastreras para ocultarlo en sus productos, cambiándole el nombre y buscar sustancias que contiene glutamato libre y no son etiquetas como GMS al ser extractos de componentes naturales como son: Proteínas hidrolizadas tanto vegetales como animales, por ejemplo; de la soja y de la caseína de la leche, y es que el problema es que la hidrólisis proteica lo que se hace es descomponer las proteínas en sus correspondientes aminoácidos, en esa descomposición se libera glutamato que al unirse con el sodio produce glutamato mono sódico, y proteínas hidrolizadas hay muchas en el mercado, como son la proteínas de maíz o maíz hidrolizado, hidrolizadas vegetales o las de caseína o simplemente caseína de soja, en grandes cantidades en el extracto de levadura autorizado, en la proteína de suero de leche concentrada, aislada e hidrolizada, en la malto dextrina que es el resultado un proceso de hidrolización, en la salsa de soja y en la propia salsa de soja, salsa de soja química, dosis 1200mg/100gr.

 

Se encuentra en sándwiches, pizzas congeladas, tortillas, salchichas, fideos instantáneos, en croquetas, salsas, aliños, kétchup, encurtidos, etc.

 

Se va a encontrar en alimentos saldas y bajos en sal.

 

Como sazonador en lugar de la sal, incluido en la restauración.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Terapia de Biorresonancia Quántica y DH

Llamar

E-mail

Cómo llegar